sábado, 14 de abril de 2012

¡Hermanos: Perseveren bajo Persecución!

"Queridos hermanos, manténganse despiertos y sean sobrios en todo tiempo. ¡Miren! 'El enemigo de sus almas anda como león rugiente alrededor de ustedes buscando el tropiezo y la caída de alguno, para mofarse y deleitarse con huestes de maldad'...
"Quiten de sus corazones las supersticiones y mentiras de gente que no entiende la naturaleza del conflicto. Pues este enemigo es un 'espíritu' y, como tal, usa a los hombres que se encuentran lejos de Cristo y de Dios, para traer angustia, aflicción y desconsuelo a sus vidas. No se sorprendan, hermanos, de que entre los miembros de sus propias familias, se encuentren estos 'ayudantes' del maligno...
"No es contra ellos su lucha, recuerden: 'No tenemos lucha contra carne y sangre, sino contra potestades, principados y huestes de maldad, los príncipes de este mundo'...
"Por eso, más bien oren por sus hermanos que les causan aflicciones, estando conscientes de que 'no son ellos' en sí, los que les hacen la guerra a ustedes, sino que son usados por los príncipes de esta oscuridad para conducirlos al desaliento, a que desistan, dejen caer sus brazos y finalmente sean aplastados bajo el peso del combate que se hace en contra de ustedes. ¡Manténganse firmes! ¡Sean de Juicio Sano! 
"Si están recibiendo oposición y persecución y saben en sus corazones que están siguiendo a Cristo, permaneciendo en su amor y guardando sus mandamientos, sepan que esto mismo es a lo que deben enfrentarse.
"Perseveren hasta el fin, y consuelen sus corazones con las promesas de Cristo que nos ha dado mediante su palabra, y por sobre todas las cosas, sufran con paciencia todo lo que el enemigo les ponga por delante... ¡Tomen el escudo grande de la Fe! ¡Este apaga todos los dardos encendidos del maligno! 
"Sigan tras la paz y la justicia y no estén bajo temor, sino perseveren en la Fe, y no permitan que las angustias y aflicciones que les causan aquellos que sirven a los propósitos del maligno los aparten del servicio al cual el Señor los ha llamado...
"Hermanos, todos seremos probados, más tengan la certeza de que Aquél que comenzó la buena obra en ustedes, la completará cabalmente hasta la manifestación de Cristo.
"Que esta promesa del Señor alumbre como antorcha en las tinieblas y disipe sus temores: 'Nunca te desampararé ni te dejaré'. Amén.
¡Bendito sea el nombre Glorioso y Santo de Jesucristo nuestro Señor! Amén y Amén.


F.D.A.P. 

lunes, 9 de abril de 2012

"Esperen a Cristo Jesús hasta el fin hermanos"

"Hermanos, tengan por sumo gozo cuando se encuentren en diversas pruebas.
"Sepan por sobre todas las cosas que el Señor es fiel y Verdadero y sus promesas no perecerán  jamás. 
"Los incrédulos aman el burlase, de Dios y de todos los creyentes se mofan... ¡Irracionales! ¡No saben lo que les espera! 
"Hermanos salten de alegría y gozo cuando sean vituperados por estos hombres irracionales, por estos animales sin espíritu, por estos 'títeres de satanás'... 
"Aún verán con desconsuelo hermanos, como el maligno usa a sus propios familiares de sangre para causarles angustia y aflicción... ¡Los enemigos de un creyente verdadero están en su propia casa!...
¡Esperen a Cristo hasta el último momento! ¡Sí, esperen al Señor, y su infinita misericordia, hasta el fin!
¡Te espero hasta el último momento Padre bendito, pues tú tienes un propósito para mi vida y lo cumplirás cabalmente hasta el día de la manifestación de Jesucristo!
¡Te amo con todo mi corazón Cristo Jesús! ¡En ti confía mi alma!  Amén y Amén.


F.D.A.P

martes, 3 de abril de 2012

"Creados a su Imagen y Semejanza"

"Queridos hermanos y hermanas de Fe en Jesucristo, quiero decirles que el Señor me ha dado el privilegio de escribir estas lineas que hoy leen ustedes. No sé, ni conozco otra forma de agradecerle, que no sea cantando alabanzas y salmos en mi corazón al Dios Soberano y Eterno, en el nombre de su Amado Hijo Jesucristo.
Verdaderamente hermanos he pasado por muchas pruebas y dificultades. Hace un par de meses atrás, escribí otros post en este mismo blog, felicitando y alentando a todos los hermanos que 'han vencido y triunfado' en todas sus pruebas y, en el nombre y con el poder de Cristo, han perseverado y resistido todo con paciencia guardando los mandamientos y permaneciendo en el amor del Señor. Sin embargo (esto es lo que quiero compartir con ustedes), yo mismo, que ya hace unos 'cuatro años' vengo atravesando momentos muy dolorosos en mi vida, con muchas angustias y tribulaciones me imagine, en aquél entonces, que 'mis tiempos' de prueba llegaban a su final....
Desde aquél entonces, sin duda alguna, he vivido los días y las horas más difíciles de mi vida como hombre y como discípulo de Cristo.
Como dice David en su salmo: ¡Hemos pasado por agua y por fuego! ¡Tú nos has refinado, oh Dios!
Así es hermanos. Cuando pensamos que las cosas 'ya están bien', para el Señor, que no mira con nuestros ojos, ni piensa como nosotros, aún nos falta...
Y si ahora, gracias a Dios, miro hacia atrás, me doy cuenta todo lo que el Señor me ha hecho crecer y de que manera ha hecho 'fructificar' su palabra en mí. ¡Si! ¡Cuánto me faltaba!
Lo digo con relación al fruto que veo hoy de la Palabra y del Espíritu Santo de Cristo Jesús operando en mí con poder, no lo digo como si ya estuviera completo, o haya alcanzado la perfección. Pues como dice Pablo: 'Olvidando lo que queda atrás, prosigo hacia a la Meta...' Porque sé que aún más me falta hermanos, pues la intención y el propósito de Dios es nada menos que formar en nosotros la Imagen de Amado Hijo Jesucristo.
Pero la intención mía al escribir estas experiencias, como ya lo dije en otro lugar, es alentarlos aún más. Hermanos, yo no los conozco, nunca los vi y, sin embargo, los amo. De corazón, no miento, pues Dios es 'escudriñador del corazón' y sabe que no miento ni hablo con engaño. Estos últimos meses han sido duros en cuanto a humillaciones y padecimientos, parece como si hubieran estado 'arando sobre mis espaldas'... y no obstante, el Señor me ha hecho crecer y frutificar en el amor, en el perdón, en la justicia, en el conocimiento exacto de su palabra, de su obra y su propósito para conmigo, y esto, lo reitero, en medio de grandes angustias.
Sigan orando hermanos, sí, continúen orando al Dios Bendito y Soberano, en el nombre de Cristo Jesús. De esta manera el Señor me ha hecho resistir y perseverar con aguante y paciencia, más también lleno de esperanza y aumentando todos los días mi confianza y mi fe en su palabra y en sus promesas.
¡Oh Dios mío, como te agradezco por tu Palabra que me has enviado! ¡Como te agradezco por tu Espíritu Santo con el cual me has ungido!
Me has sanado, Padre bendito mío, por medio de tu Palabra Santa y has obrado en mi con poder aplicando esta misma Palabra por medio de tu Santo Espíritu.
Hermanos, los propósitos del Señor son más altos y más elevados de lo que nosotros nos podemos imaginar...
Sometámosnos, pues, con agrado, y si hay en nosotros un sentir amargo y de resignación, pidámosle a Cristo que ponga 'su sentir' en nuestros corazones para que estemos gozosos en la esperanza y en las promesas de Dios que son fieles, así como Él, es Fiel y Verdadero.
Que Dios los bendiga hermanos. Recuerden: Todos los que le pertenecen a Cristo han 'nacido de nuevo', somos de un 'mismo sentir' y tenemos 'un mismo Espíritu y un mismo Corazón'. En el nombre bendito de Cristo Jesús, que el Padre Eterno, que todo lo tiene bajo su autoridad y gobierno, bendiga a la Congregación, a su Santa Iglesia, donde quiera que estén dispersados sus Fieles y Escogidos. Amén y Amén.

F.D.A.P