sábado, 15 de diciembre de 2012

"La enfermedad y la locura de nuestra actual sociedad"

"¡Barbarie tras barbarie!...
"El mundo contempla horrorizado la locura de nuestras sociedades...
"Así estamos todos ¡horrorizados! 
"Basta leer un titular de un periódico y todos los días, día tras día, la barbarie colma los noticieros...
"Matanzas y masacres absurdas...
"Vidas humanas, jóvenes, aún niños, personas que tenían sueños, anhelos, un futuro, una vida entera por delante...
"El país más rico del mundo, el de mayor bien estar del planeta... Su población es la más enferma, la más necesitada y carenciada espiritualmente... ¡Pobre! ¡Pobre espiritualmente son los Estados Unidos de América! ¡Su pueblo se auto destruye! ¡Sus niños mueren! ¡Sus jóvenes son muertos por hombres enfermos! ¡Hombres animales! 
"En esto se ha transformado nuestra sociedad y nuestro mundo, que busca olvidarse de Dios...
"Nos hemos alejado del Señor y a nuestros hijos los educamos con la ley de la selva y la teoría de la supervivencia del más fuerte...
"La Iglesia verdadera de Cristo, aquellos que aman indistintamente a todos los hombres, estamos horrorizados ante la barbarie perpetrada en Estados Unidos... 
"Un día, como tantos otros, en los que no queda más que un sabor amargo y una cada vez más convincente prueba de verdad, de la naturaleza caída y pecadora del hombre.
"Un abrazo y un saludo de consuelo y amor en Cristo Jesús, a todos los padres que han perdido a sus hijos en la masacre de Connecticut.
Amén.
F.D.A.P.

jueves, 13 de diciembre de 2012

¡'No por el poder ni por la fuerza, sino por mi Espíritu', dice Jehová!

"Los hombres de Fe, principalmente los jóvenes, deben darse cuenta de que no derrotaran la 'concupiscencia de la carne' mediante ejercicios físicos, o imposiciones y ritos creados e inventados por otros hombres, como si estos fuesen mandamientos de Dios...
"No debe aferrarse a estas cosas cualquiera que dese de todo corazón vivir una vida cristiana victoriosa. 
"No significa que ejercitarse sea malo, no, por lo contrario, es muy bueno. Sin embargo, digo esto porque yo mismo esperé, ejercitándome físicamente, vencer y quitar de mis pensamientos ciertas cosas detestables... ¡Mas no lo logré! ¡Es imposible! 
"Es así pues que aprendemos, la importancia de tener y contar en nuestras vidas con la presencia del bendito Espíritu Santo de nuestro Señor Jesucristo. En nuestras luchas diarias en contra de nuestra antigua manera de vivir, nuestro viejo hombre, necesitamos imperiosamente de la gracia y del Espíritu Santo obrando en nuestras vidas.
"¡Por medio del Espíritu Santo venceremos pues, en una lucha espiritual, en contra de potestades y autoridades de este mundo de oscuridad nos encontramos! 
"¡No es ejercitando la carne, ni buscando la victoria por medio de la carne, que lograremos triunfar sobre nuestra antigua e infructuosa manera de pensar y de vivir!
¡Es por el Espíritu! 
"Lo escribe uno que así lo intentó y fracasó siempre... y aprendió y entendió el verdadero sentido de las palabras del Dios verdadero: 'No por el poder ni por la fuerza, sino por mi Espíritu', dice Jehová de los Ejércitos. Amén Señor.

F.D.A.P.